viernes, 11 de septiembre de 2009

¿BON VOYAGE?

Nuestro anterior viaje a España desde Jeddah fue con Turkish Airlines, vía Estambul. El vuelo Estambul-Madrid fue muy bueno, pero el avión de Jeddah a Estambul fue una tortura: vuelo lleno, familias cargadas de niños llorones que no se dormían por nada del mundo.... Así que nos juramos que el siguiente viaje se haría con una compañía "civilizada". Pues bien, aquí estamos, volando con Lufthansa, en un avión procedente de...... ¡Eritrea!..... no damos crédito! Delante nuestro, una vieja sucia y maloliente, envuelta en unos trapajos blancos, semejantes a una mortaja. A su lado, el que se supone será su hijo, con una chaqueta de paño muy apropiada para el calor de esta zona del mundo. Quedan 6 horas para a llegar a Frankfurt, este vuelo promete ser una tortura para la pituitaria! Qué sacrificio supone salir de Jeddah: vayas con la aerolínea que vayas siempre tienes que mezclarte con gente que pasa muchos controles policiales para asegurarse de que no llevan armas, pero nadie tiene en cuenta que son en sí mismos "armas de destrucción masiva" con su suciedad y sus olores.

Por suerte, estaba compartiendo con mi marido mi palestina con el fin de respirar un olor agradable, cuando se nos ha acercado una azafata y nos ha propuesto cambiar de sitio. Por supuesto, hemos aceptado. Aquí no es que huela bien,-la mujer de delante despide un cierto "tufillo sobaquil"-pero es mucho mejor que el olor putrefacto que salía de la otra..... Puede que alguien me tache de racista o xenófoba por decir esto, pero de verdad que los vuelos a estos países son, cuando menos, peculiares. Entre las ropas, las barbas, los olores, los pies descalzos y negros, los montones de paquetes que llevan, las "sólo-ojos", los niños, los peregrinos en toalla (afortunadamente aún no me ha tocado sentarme al lado de alguno de ellos) ....no son vuelos agradables, la verdad. Como prueba, os cuelgo dos imágenes. La primera está tomada en el aeropuerto de Frankfurt, en el bus que nos llevaba a la terminal, es una mujer con el típico atuendo de las ancianas en Eritrea. La segunda foto corresponde al aeropuerto de Jeddah, me llamó la atención esa especie de cantimplora dorada que lleva el hombre de la imagen, pero fijaos también en la mujer que está a su lado: abaya, pañuelo, mascarilla anti gripe A..... Esto es otro mundo, creedme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario